Cirugía del Pezón y la Areola

Imprimir

 

La proporción no solo tiene que ver con la forma y tamaño de las mamas, sino también con los de los pezones y las areolas (los bordes que los rodean), las cuales pueden someterse a una interveción quirúrgica para mejorar su aspecto.


Entre los problemas más comunes de esta zona del cuerpo femenino que se pueden resolver con la cirugía, tenemos:

  • Areolas de gran tamaño: Se realiza una mastopexia o levantamiento de los senos para quitar la piel sobrante, produciendo una cicatriz alrededor de las areolas.
  • Areolas asimétricas: También se lleva a cabo una intervención del mismo tipo, a fin de reubicar los pezones al mismo nivel.
  • Pezones umbilicados: Ocurre cuando la glándula mamaria "tira" de los pezones para adentro. El problema se corrige tirando de ellos a través de un gancho especial, después de lo cual se realiza una incisión para seccionar el ligamento y cerrarlo posteriormente.
  • Falta de areola y pezón: La falta de areola y pezón se produce, generalmente, luego de una masectomía, que es la operación en la que se retira una parte o todo el seno para evitar el avance del cáncer. Entonces, la reconstrucción puede hacerse a través de un injerto de la piel de la ingle o de la otra areola o mediante un tatuaje alrededor del pezón.

Todas estas intervenciones se llevan a cabo con anestesia local y los puntos pueden extraerse hasta dos semanas después de realizado el procedimiento, aunque se puede volver a las actividades normales al tercer día de convalecencia.


CONCENTIMIENTO INFORMADO

Diseño Web - Alexis Reuter - Juan Reuter - © 2011. Todos los Derechos Reservados - Interplástica Córdoba.